Internacional

Animales hacen justicia con sus propias patas…garras y dientes.

Un cazador furtivo de rinocerontes fue asesinado por un elefante y su cuerpo devorado por una manada de leones en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica. Las autoridades del parque informaron el deceso. Lo único que se encontró del hombre fue su cráneo y unos pantalones cerca del área de los cocodrilos.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de abril, cuando el cazador y otros acompañantes entraron ilegalmente al parque y un elefante los atacó; cuatro hombres lograron huir, sin embargo uno no escapó y murió en la agresión. La familia del sujeto fue la que reportó su desaparición, luego de que sus acompañantes les dieron aviso. Al día siguiente, los restos del hombre fueron hallados y los otros cazadores arrestados. “Entrar ilegalmente y a pie al Parque Nacional Kruger no es sabio, conlleva muchos peligros y este incidente es una evidencia. Es muy triste ver a las hijas de la persona que murió lamentándose por la muerte de su padre y, peor aún, sólo recobrar muy pocos restos”, dijo Glenn Phillips, quien maneja la reserva nacional, a medios locales.

 

 

 

 

 

Etiquetas

Acerca del autor

Wilmer Ortiz "Shaka"

Añadir Comentario

Click aquí para publicar un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.